Maranatha 28 Años

Elegidos por Dios


DIOS desde el principio, y aún desde que entró el pecado en el hombre, ha mantenido un linaje de hombres santos.

Abel, Enoc, Noé, Abraham, etc., han sido parte de este linaje.

Desde la vocación de Abraham encontramos las raíces genealógicas de Israel, que de setenta personas que entraron a Egipto (Génesis 46:27; Deuteronomio 10:32), después de 215 años salieron mas de 600 mil. “Y partieron los hijos de Israel de Rameses a Succoth, como seiscientos mil hombres de a pie, sin contar niños”. Éxodo 12:37.

AdoracionEste pueblo fue elegido para ser especial, diferente de los demás pueblos.

“Y vosotros seréis mi reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel”. Éxodo 19:6.

“Porque tú eres pueblo santo a Jehová tu Dios: Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la haz de la tierra”. Deuteronomio 7:6.

Sin embargo, al pasar los años Jesucristo vino y fue rechazado por su pueblo. “A lo suyo vino, y los suyos no lo recibieron”. Juan 1:11.

Pero hubo una “elección de gracia”. Leamos Romanos 11:1 al 7.

“Digo pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la simiente de Abraham, de la tribu de Benjamín. No ha desechado Dios a su pueblo, al cual antes conoció. ¿O no sabéis qué dice de Elías la Escritura? Como hablando con Dios contra Israel dice: Señor, a tus profetas han muerto, y tus altares han derruido; y yo he quedado solo, y procuran matarme. Más ¿qué dice la divina respuesta? He dejado para mí siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal. Así también, aun en este tiempo han quedado reliquias por la elección de gracia. Y si por gracia, luego no por las obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por las obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra. ¿Qué pues? Lo que buscaba Israel aquello no ha alcanzado; mas la elección lo ha alcanzado; y los demás fueron endurecidos”.

Esta elección de gracia fueron los 144 mil. (Apocalipsis 7:4 al 8), 12 mil de cada tribu.

Pero el Señor también tenía en el proyecto que los gentiles fueran llamados para formar parte de la elección. “Díceles Jesús: ¿Nunca leísteis en las Escrituras: La piedra que desecharon los que edificaban, ésta fue hecha por cabeza de esquina: por el Señor es hecho esto, y es cosa maravillosa en nuestros ojos? Por tanto os digo, que el reino de Dios será quitado de vosotros, y será dado a gente que haga frutos de él”. Mateo 21:42 y 43.

Cuando el pueblo de Israel desechó la Palabra del Señor, el Apóstol Pablo dijo: “Nos vamos a los Gentiles” (Hechos 13:45-48)

Ahora nosotros como Gentiles hemos sido elegidos para formar la Iglesia de Dios y como tales tenemos que cumplir su palabra para formar parte de este pueblo de Dios. “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, gente santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable: Vosotros, que en el tiempo pasado no erais pueblo, mas ahora sois pueblo de Dios; que en el tiempo pasado no habíais alcanzado misericordia, mas ahora habéis alcanzado misericordia”. (1ª. de Pedro 2:9-10)

Hoy el Señor sigue seleccionando a los que Él quiere llamar, sin embargo al estar aquí hoy es porque el Señor nos ha llamado y elegido para formar parte de su Iglesia. Recuerde que no es el que quiere sino el que Señor llama. Romanos 9:16. Amén.

 Ministro Abraham Hernández 

    edición actual