cielo


DIOS ha prometido la restauración de todas las cosas, por la boca de todos los santos profetas que han sido desde el principio del mundo.

“Y enviará a Jesucristo, que os fue antes anunciado: al cual de cierto es menester que el cielo tenga hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde el siglo”. Hechos 3:20,21.

Por lo mismo, nos asegura el apóstol Pedro, que “tenemos también la palabra profética más permanente, a la cual hacéis bien de estar atentos como a una antorcha que alumbra en un lugar oscuro hasta que el día esclarezca”. 2 de Pedro 1:19.

Seguramente que son muy pocos los seres humanos que no se han dado exacta cuenta de la serie de acontecimientos, que desde el año de 1914 se han venido desarrollando en el mundo; tanto en la fase política como en la religiosa, siendo tal cosa: el índice profético que nos está señalando el fiel cumplimiento de la Palabra de Dios; respecto a lo profetizado sobre el fin del castigo de la nación Israelita; y el cumplimiento de “los tiempos de los Gentiles”, en el cual estamos mirando la caída de los poderes humanos. Lucas 21:20 al 24.

Entre las promesas de Dios, tenemos la “Restauracion de Israel”, tal como lo dicen los santos apóstoles y profetas. “Al Judío primeramente, y también al Griego (gentil)”. Romanos 1:16.

La Palabra de Dios nos enseña que la restauración de Israel había de principiar al tiempo de la caída de las Naciones Gentiles, de acuerdo con la profecía: “Y volveré a traer a Israel a su morada, y pacerá en el Carmelo y en Basán; y en el monte de Ephraim y de Galaad se hartará su alma. En aquellos días y en aquel tiempo, dice Jehová, la maldad de Israel será buscada, y no parecerá; y los pecados de Judá, y no se hallarán: porque perdonaré á los que yo hubiere dejado”. Jeremías 50:19 y 20.

En Noviembre de 1917, Palestina fue capturada por los Ingleses; y más tarde, por acuerdo de las Naciones, dedicaron Palestina a los Judíos para que establecieran su Hogar Nacional. En 1918, las primeras caravanas de judíos repatriados entraron a Palestina; quedando por este hecho comprobado el cumplimiento de restaurar a Israel a su tierra. "Y les dirás: Así ha dicho el Señor Jehová: He aquí, yo tomo á los hijos de Israel de entre las gentes á las cuales fueron, y los juntaré de todas partes, y los traeré á su tierra".  (Ezequiel 37:21)

Todos los que estudian la Biblia saben que el castigo de Israel principió en el año 606 A.C., cuando el rey Nabucodonosor (de Babilonia) subió contra Jerusalem (II de Crónicas 36:6) De consiguiente, cuando se cumpliera el gran período profético del castigo de Israel que era –según profetizó Moisés: “Siete Tiempos” (Levítico 26:14-28), que en cómputo nos da un total de 2520 años, los que en su primera fase profética tuvieron su cumplimiento en 1914. Al terminar el castigo de Israel, su pecado quedó perdonado, dando margen así, al principio de su restauración. (Levítico 26:43 al 45; Jeremías 30:1 al 24)

Como la restauración no es un hecho limitado únicamente a la nacion de Israel, es de esperarse la restauración de la Iglesia por ser la fase espiritual del Israel de Dios (Gálatas 6:16)

Porque escrito está: “Porque no es judío el que lo es en manifiesto… mas es judío el que lo es en lo interior, cuya alabanza no es de los hombres sino de Dios”. (Romanos 2:28,29)

 Ministro  Julián A. Ojeda 

    maranatha                                                                                             edición anterior