El Cautiverio de Judá


EN la edición 1576 de MARANATHA analizamos el cautiverio de Israel, quien fue derrotado por los Asirios en el año 721 A.C. En ésta edición, toca el turno al cautiverio de Judá, o reino del sur.

Este reino fue gobernado por la dinastía de David. Fue formado por las tribus de Judá y de Benjamín. Duró poco más de 300 años. Aun cuando la mayoría de los reyes fueron idólatras y anduvieron en los malos caminos de los reyes de Israel, algunos de ellos sirvieron a Dios, y de tiempo en tiempo hubo en Judá grandes reformas.

Pero en términos generales, a pesar de las advertencias repetidas y terribles de los profetas, Judá se hundió más y más en las prácticas horrendas del culto a Baal y otras religiones cananitas, hasta que no hubo remedio.

Sedecías fue el último rey del linaje de David. Reinó 11 años. Fue colocado en el reino por Nabucodonosor, rey de Babilonia.

La cautividad de Judá se hizo en cuatro etapas.

Cautiverio de Judá 606 A.C. Nabucodonosor derrotó a Joacim, y llevó tesoros del templo y príncipes del linaje real, inclusive a Daniel, a Babilonia. "Y subió contra él Nabucodonosor rey de Babilonia, y atado con cadenas lo llevó á Babilonia. También llevó Nabucodonosor á Babilonia de los vasos de la casa de Jehová, y púsolos en su templo en Babilonia". II Crónicas 36:6-7. "En el año tercero del reinado de Joacim rey de Judá, vino Nabucodonosor rey de Babilonia á Jerusalem, y cercóla. Y el Señor entregó en sus manos á Joacim rey de Judá, y parte de los vasos de la casa de Dios, y trájolos á tierra de Sinar, á la casa de su dios: y metió los vasos en la casa del tesoro de su dios. Y dijo el rey á Aspenaz, príncipe de sus eunucos, que trajese de los hijos de Israel, del linaje real de los príncipes". Daniel 1:1-3.

597 A.C. Nabucodonosor volvió, y tomó el resto de los tesoros, al rey Joacim, y 10 000 príncipes, oficiales y hombres principales, y los llevó cautivos a Babilonia. "Y llevó en cautiverio á toda Jerusalem, á todos los príncipes, y á todos los hombres valientes, hasta diez mil cautivos, y á todos los oficiales y herreros; que no quedó nadie, excepto los pobres del pueblo de la tierra. Asimismo trasportó á Joachîn á Babilonia, y á la madre del rey, y á las mujeres del rey, y á sus eunucos, y á los poderosos de la tierra; cautivos los llevó de Jerusalem á Babilonia. A todos los hombre de guerra, que fueron siete mil, y á los oficiales y herreros, que fueron mil, y á todos los valientes para hacer la guerra, llevó cautivos el rey de Babilonia". II Reyes 24:14-16.

586 A.C. Volvieron los babilonios, incendiaron Jerusalem, derribaron los muros, sacaron los ojos al rey Sedecías y lo llevaron cautivo a Babilonia, junto con otros 832, dejando solamente un resto de la clase más pobre en la tierra. "En el mes quinto, á los siete del mes, siendo el año diecinueve de Nabucodonosor rey de Babilonia, vino á Jerusalem Nabuzaradán, capitán de los de la guardia, siervo del rey de Babilonia. Y quemó la casa de Jehová, y la casa del rey, y todas las casas de Jerusalem; y todas las casas de los príncipes quemó á fuego. Y todo el ejército de los Caldeos que estaba con el capitán de la guardia, derribó los muros de Jerusalem alrededor. Y á los del pueblo que habían quedado en la ciudad, y á los que se habían juntado al rey de Babilonia, y á los que habían quedado del vulgo, trasportólos Nabuzaradán, capitán de los de la guardia. Mas de los pobres de la tierra dejó Nabuzaradán, capitán de los de la guardia, para que labrasen las viñas y las tierras". II Reyes 25:8-12. "Este es el pueblo que Nabucodonosor hizo trasportar: En el año séptimo, tres mil veintitrés Judíos: En el año dieciocho hizo Nabucodonosor trasportar de Jerusalem ochocientas treinta y dos personas: El año veintitrés de Nabucodonosor, trasportó Nabuzaradán capitán de la guardia, setecientas cuarenta y cinco personas de los Judíos: todas las personas fueron cuatro mil seiscientas". Jeremías 52:28-30.

Tardaron los babilonios un año y medio en someter a la ciudad. La sitiaron en el día 10 del mes décimo del año noveno de Sedecías, y cayó el día 9 del cuarto mes de su año undécimo. Un mes después, el día 7 del quinto mes, la ciudad fue incendiada.

Así pues, Nabucodonosor tardó 20 años en destruir Jerusalem. Pudo haberlo hecho desde el comienzo si hubiera querido; pero solamente quería tributo. Luego también, Daniel, a quien llevó a Babilonia en su primera incursión, pronto se hizo su amigo y consejero, cuya influencia quizás le haya refrenado en parte., hasta que la persistencia de Judá en aliarse con Egipto obligó a Nabucodonosor borrar a Jerusalem del mapa.

Cinco años después del incendio de Jerusalem, en 581 A.C. los babilonios volvieron y tomaron cautivos a otros 745, aun después de haber huido a Egipto un grupo considerable, inclusive Jeremías (Jeremías 43) La caída de Jerusalem provocó el ministerio de los tres grandes profetas: Jeremías, Ezequiel y Daniel.

La cautividad de Judá a manos de Babilonia había sido predicha 100 años antes por Isaías y Miqueas. "He aquí, vienen días en que será llevado á Babilonia todo lo que hay en tu casa, y lo que tus padres han atesorado hasta hoy: ninguna cosa quedará, dice Jehová". Isaías 39:6. "Duélete y gime, hija de Sión, como mujer de parto; porque ahora saldrás de la ciudad, y morarás en el campo, y llegarás hasta Babilonia: allí serás librada, allí te redimirá Jehová de la mano de tus enemigos". Miqueas 4:10.

Ahora que se había consumado, Jeremías profetizó que duraría 70 años. "Y toda esta tierra será puesta en soledad, en espanto; y servirán estas gentes al rey de Babilonia setenta años. Y será que, cuando fueren cumplidos los setenta años, visitaré sobre el rey de Babilonia y sobre aquella gente su maldad, ha dicho Jehová, y sobre la tierra de los Caldeos; y pondréla en desiertos para siempre". Jeremías 25:11,12.

Tal fue el fin del reino terrenal de David. Había durado 400 años. Revivió en un sentido espiritual, con la venida de Cristo, para ser consumado en gloria a su regreso.

Babilonia fue la cuna de la raza humana. Cerca del año 2000 A.C. era la potencia dominante mundial. Luego hubo 1000 años de lucha intermitente entre Babilonia y Asiria. Luego casi 300 años de supremacía asiria. 885-607 A.C.

El nuevo Imperio Babilónico duró del 606 al 536 A.C. Este fue el imperio que quebrantó el poderío de Asiria, y en su marcha al oeste destruyó Judá y conquistó Egipto. El Imperio Babilónico duró 70 años; los 70 años del cautiverio judío fueron los mismos 70 en que Babilonia dominó al mundo.

 Ministro Israel Hernández Martínez

    maranatha                                                                                             edición anterior