La Resurreción de Roma

segunda parte


DURANTE casi los últimos 30 años, estadistas, comunidad y líderes religiosos se han agrupado para visitar al ocupante del trono papal como en ningún otro tiempo en la tierra.

Al revisar la historia del papa Benedicto XVI, si alguna vez hubo un hombre que está demostrando el poder para usar su “alta posición”, es este Papa. La cantidad de escritos que ha producido desde que obtuvo su cargo, lo deja a uno sin aliento.

La visión de Benedicto está bien avanzada en su forma retórica. Todo lo que queda es la acción que sigue a las palabras.

Él sabe que las dos religiones, el catolicismo romano y el Islam, son incompatibles.

Ciudad del Vaticano Es tiempo ya de que nos sentemos y escuchemos verdaderamente la retórica de Roma. Cada vez más, tiene un corte político. Es un filo que la historia ha visto antes, el filo de la espada de las cruzadas, visto más recientemente en las guerras balcánicas y que se está afilando ahora mismo para una futura reacción tempestuosa a la piedra grande en su zapato: el Islamismo.

Verdaderamente, ¡la religión está de regreso con furia en la escena mundial! Una fuerza formidable se está reuniendo en el norte.

Un antiguo imperio de cruzadas está ascendiendo firmemente al poder a una posición de dominio mundial económico, militar y religioso.

Cuando este poder sea desafiado a una yihad de naciones musulmanas en un futuro muy próximo, no se retirará como lo ha hecho Estados Unidos Esta lucha profetizada por parte de rey del sur motivará a una cruzada negativa que pondrá a todas las previas cruzadas del Sacro Imperio Romano, como juego de niños.

“Empero al cabo del tiempo el rey del mediodía se acorneará con él; y el rey del norte levantará contra él como tempestad, con carros y gente de á caballo, y muchos navíos; y entrará por las tierras, é inundará, y pasará”. Daniel 11:40.

Y todo ello se consumará en Jerusalén, “la tierra deseable” de Daniel 11:41, esa ciudad atribulada y desagarrada por la contienda por la cual musulmanes, ortodoxos, cristianos y judíos han luchado tanto tiempo.

Ahora podemos ver que la religión está dando forma al rey del sur y al rey del norte. Estas profecías están explotando en la escena mundial a un paso vertiginoso.

¡Este mundo está a punto de ser sumergido en su mayor sufrimiento en la historia! Todo comenzará en el Medio Oriente.

En 1994, el papa Juan Pablo II expresó la esperanza de que al amanecer del siglo XXI, “Jerusalén se convertirá en la ciudad de paz para el mundo entero y todos los pueblos podrán reunirse allí, en particular los creyentes en las religiones que encuentran su derecho de primogenitura en la fe de Abraham” (3 de abril de 1994)

El Papa fue muy acertado en esta declaración: “Jerusalén se convertirá en la ciudad de paz para el mundo entero”, pero no de la manera que él cree. ¡La Biblia dice que estamos a punto de ver un choque religioso que cimbrará al mundo entero!

Ésta profecía está aún por cumplirse… Jesucristo estará aquí en un futuro muy cercano, ¡Y Él traerá paz al mundo entero! Qué glorioso futuro tiene el hombre. ¡Y toda esa gloria va a emanar desde Jerusalén!

 Ministro Abraham Hernández 

    maranatha                                                                                             edición anterior