El Reino dado a los Santos


CUANDO Cristo reine sobre la Tierra, se establecerá la paz, pues el Rey de Reyes es el Príncipe de Paz, que ha salido victorioso en la guerra final (Armagedón)

Cuando todas las cosas comiencen a tomar el lugar que les corresponde; sus lanzas y espadas se convertirán en la herramienta útil para labrar la tierra (Miqueas 4:3); ya no se pensará más en guerra porque ahora reina la paz. Esto porque quien causaba la guerra y la disensión ha sido atado, y su poder le ha sido quitado para que no engañe más a las naciones (Apocalipsis 20:1-3).

La TierraA esta etapa se le llama MILENIO, pero antes de que inicie es necesario que pensemos en la resurrección de muertos, su transformación y su estado en el reino, así como las bendiciones que alcanzarán todos ellos. “Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fué dado juicio; y vi las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios, y que no habían adorado la bestia, ni á su imagen, y que no recibieron la señal en sus frentes, ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años”. Apocalipsis 20:4.

En el Reino de Cristo ya no se necesitarán intérpretes porque se quitarán todos los idiomas y sólo se hablará uno. “En aquel tiempo habrá cinco ciudades en la tierra de Egipto que hablen la lengua de Canaán, y que juren por Jehová de los ejércitos: una será llamada la ciudad Herez”. Isaías 19:18

Ya no se alquilarán casas, pues cada uno edificará la suya propia. “No edificarán, y otro morará; no plantarán, y otro comerá: porque según los días de los árboles serán los días de mi pueblo, y mis escogidos perpetuarán las obras de sus manos”. Isaías 65:22.

Veamos otras características que tendrá el Reino Milenial: No habrá enfermos, “No dirá el morador: Estoy enfermo: el pueblo que morare en ella será absuelto de pecado”. Isaías 33:24.Ya no existirán los desiertos, “El lugar seco será tornado en estanque, y el secadal en manaderos de aguas; en la habitación de chacales, en su cama, será lugar de cañas y de juncos”. Isaías 35:7.No habrá más hambruna, “La tierra dará su fruto: nos bendecirá Dios, el Dios nuestro”. Salmo 67:6. La gente se renovará, “Y las calles de la ciudad serán llenas de muchachos y muchachas, que jugarán en las calles”. Zacarías 8:5. “Enterneceráse su carne más que de niño, volverá á los días de su mocedad. Orará á Dios, y le amará, y verá su faz con júbilo: y él restituirá al hombre su justicia. El mira sobre los hombres; y el que dijere: Pequé, y pervertí lo recto, y no me ha aprovechado; Dios redimirá su alma, que no pase al sepulcro, y su vida se verá en luz”. Job 33:25-28.

Todo ello como una prueba innegable de que Cristo es el Mesías Rey. “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado; y el principado sobre su hombro: y llamaráse su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán término, sobre el trono de David, y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto”. Isaías 9:6, 7.

Es aquí donde se cumplirá lo escrito por el profeta Isaías 32:1; “He aquí que en justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio”, y se miran ciertos tronos para ser ocupados por los que dejando todo le siguieron (Apocalipsis 20:4; Mateo 19:27,28)

Estos tronos no están en el cielo sino en Jerusalem (Salmo 122;3,5) Los santos serán los que ayudarán a regir las gentes (naciones) con vara de hierro, conforme a la promesa escrita en Apocalipsis 2:26,27. “Y al que hubiere vencido, y hubiere guardado mis obras hasta el fin, yo le daré potestad sobre las gentes; Y las regirá con vara de hierro, y serán quebrantados como vaso de alfarero, como también yo he recibido de mi Padre”.

Por eso es que el reino es entregado a los Santos.

 Ministro Abraham Hernández 

    maranatha                                                                                             edición anterior